¿PORQUÉ TOMAR AYAHUASCA?



¿PORQUÉ TOMAR AYAHUASCA?
Autor: Psic. Arnaldo Quispe

1. La bebida sagrada ayahuasca es una opción para alcanzar estados elevados de conciencia, pero no es la única ni pretende serlo de igual modo. De hecho hay otros modos para explorar los estados de conciencia, como prácticas de trance mediante respiración acrecentada, la danza, el empleo del tambor o la relajación inducida. La ayahuasca no es una práctica obligatoria ni muchos menos un paso indispensable para alcanzar estados elevados de conciencia.

2. Antes de participar de una sesión de ayahuasca el convidado debe preguntarse el motivo por el que toma ayahuasca. Una pregunta de este género puede incrementar su seguridad personal y favorecer la convicción en el paso que está dando. Por otra parte, las personas que llegan por motivaciones externas, por invitación de amigos o empujados por sus parejas pueden aún cambiar de idea y no ser partícipes de la sesión de ayahuasca si no existe el convencimiento de que sea algo útil.

3. Quién decide tomar ayahuasca debe hacerlo de modo responsable, partiendo de una decisión voluntaria y personal. Lo cual implica una preparación pertinente. Prepararse para las sesiones implica respetar las pautas que por cientos de años vienen siendo practicadas en la medicina empírica amazónica. En la actualidad se sugiere de modo explícito, realizar un control médico de rutina, una dieta específica días antes y patrones de comportamiento necesarios previos a la experiencia.

4. Quién decide emprender este viaje interior con ayuda de la ayahuasca debe revisar sus motivaciones. Los chamanes amazónicos hablan de un “viaje sin retorno”, pues una vez iniciada la experiencia con la planta la persona no será la misma, en el sentido que desde la primera toma desarrollará algunos aspectos como la intuición, la capacidad visionaria, la creatividad y la propia autoayuda. Revisar las motivaciones implica evaluar uno a uno los objetivos propuestos ya sean materiales, emocionales, mentales, sociales o místicos.

5. Cuando las sesiones de ayahuasca son sugeridas dentro de un proceso de psicoterapia, el convidado debe remitir toda la información recibida al terapeuta a cargo, de modo que este pueda realizar el seguimiento del proceso experiencial. Por lo general, los terapeutas recomiendan realizar sesiones de ayahuasca cuando las personas no exteriorizan con facilidad sus síntomas psicológicos, cuando se padece de una toxicodependencia, de estados de estrés o crisis existencial. De todas formas la medicina de la ayahuasca no es un recurso indispensable dentro del contexto de la psicoterapia actual.

6. Las personas deben estar convencidas que la ayahuasca no va a reemplazar a la medicina oficial ni a la psicoterapia convencional. En ningún caso este recurso intentará desplazar a otros métodos ya vigentes o en curso, ni de ninguna forma se intentará interrumpir el consumo de fármacos prescritos por el médico competente. Por otra parte, esta medicina no es aconsejable en personas con patologías cardio-respiratorias. 

7. En definitiva, el usuario debe mínimamente saber las ventajas y desventajas que asume cuando decide participar de las sesiones de ayahuasca. Por lo general, cuando se consume ayahuasca se espera que pasado los 15 ó 30 minutos las personas experimenten un estado de mareación, con alteraciones de la percepción, de la visión y de los demás sentidos, aceleración de las funciones vitales, escalofríos, seguido de posibles náuseas o deseos de eliminar residuos por diferentes vías. Estos efectos físicos suelen pasar al cabo de 1 ó 2 horas de la ingesta de la planta. A pesar de todas estas modificaciones psicosomáticas las personas no pierden por completo la noción de la realidad y suelen mantener –igualmente- un mínimo de vigilia durante las sesiones.

De: "CONSEJOS PARA EL PSICONAUTA DE LA AYAHUASCA"